El COVID-19 sigue extendiéndose por el mundo a pasos agigantados, alcanzando también a las poblaciones más vulnerables del continente africano. Hace unas semanas que se diagnosticaron los primeros casos en Holeta y nosotros trabajamos sin descanso para combatirla. 

 

Pero el coronavirus se ha convertido en un problema más con el que lidiar. Al COVID-19 se juntan otros factores que ponen en riesgo la vida de millones de niños que habitan en Etiopía: sufren desnutrición, la inseguridad alimentaria o la temporada de lluvias que acaba de entrar y por la que cada año mueren millones de personas a causa de enfermedades respiratorias. 

 

Actualmente, la población de Etiopía es de 109,2 millones, de los cuales un 43,5% tienen de 0-14 años. La esperanza de vida es de 66 años y la mortalidad en menores de cinco años es de 63,25%. 

 

Como muchos de vosotros sabréis, solo en el poblado de Holeta Genet hay unos 25.000 menores de 0 a 18 años. En Holeta, si un niño no está bajo el programa de Casa Ankelba solo come una vez al día, sufriendo desnutrición aguda y exponiéndose a morir de hambre. Normalmente, no están escolarizados por el alto precio de los uniformes, tampoco tienen acceso al agua potable, ni a la sanidad, ya que allí todo es privado.

 

Situación de niños atendidos en el programa de Casa Ankelba

 

Situación de niños africanos fuera del programa de Casa Ankelba

 

Necesitan tu ayuda. 

 

¿Cómo podemos ayudar a los niños de África?

 

Dando acceso a la educación para poder formarse y que tanto niños como niñas tengan un futuro menos incierto. En Ambessa nos aseguramos que cuando cumplen los 18, tengan acceso a un trabajo y, si no, los seguimos formando para que así sea.

 

Dando acceso a la sanidad llevando voluntariado que sea personal sanitario y que realice revisiones a nuestros niños. También se organizan días de puertas abiertas y se atenderá a todo el que el tiempo nos permita.

 

Dando apoyo emocional. En Casa Ankelba somos todos una familia, donde los directores hacen la tarea de padres de todos nuestros niños y niñas, dándoles amor y cariño.

 

Dando acceso a la alimentación. En nuestro hogar se reparten 3 comidas al día, intentando darles proteínas animal y vegetal para cubrir todas sus necesidades.

 

Sé parte de un cambio en el mundo. Ellos lo necesitan.

 

Hay muchas formas de colaborar:

 

  • Apadrina: cuota de 25€ destinada al funcionamiento de Casa Ankelba.
  • Socios: cuota voluntaria. Tú decides dónde destinar tu aportación.
  • Donativos: tu aportación puede significar mucho para desarrollar los distintos proyectos de Ambessa en Holeta.
  • Voluntariado: los voluntarios son el alma de Ambessa. Puede viajar a Casa Ankelba o ser embajador desde España. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *