Seguramente, si has llegado hasta aquí es porque estás a punto de tomar una decisión importante en tu vida: luchar contra la pobreza ayudando a los que más lo necesitan. Puede que ahora mismo no lo creas, pero tu acción puede cambiar la vida de otra persona. Puede cambiar el mundo. Somos pequeños eslabones de una gran cadena y, cada vez que ayudamos a los demás,  no sólo los estamos ayudando a ellos sino a nosotros mismos también. 

 

Hoy queremos contarte qué significa ser donante y qué impacto tienen las donaciones para niños en África.

 

Ser donante es pasar a la acción en un estado de emergencia. Es salvar a la comunidad o a un niño/a de ella en un momento concreto. Por desgracia, el continente africano no cuenta con ventajas como en España como la sanidad pública, y es por esta razón por la que la ayuda humanitaria se hace imprescindible. 

 

Nos encontramos con la situación de que Holeta (Etiopía) tiene una población de 51.000 habitantes y, que la mitad de ellos, son menores de 1-18 años, de los cuales la mayoría solo tienen la opción de una comida al día. No pueden estar escolarizados, no tienen asistencia sanitaria y viven muy por debajo del umbral de la pobreza.

 

Lo que para cualquier persona 25€ pueden suponer una cena con amigos o una prenda de ropa o cualquier otra cosa que se evapora en minutos, allí 25€ es un cambio de vida. O mejor dicho una oportunidad de vida, asegurando tres comidas diarias, escolarización del menor, asistencia sanitaria, higiene y un hogar, no sólo material sino también emocional.

 

Con la llegada del Covid-19, Etiopía atraviesa por uno de sus momentos más duros, habiéndose decretado el sistema de emergencia hasta el 8 de septiembre (5 meses ininterrumpidos). Al ser un país con muy pocos medios, los datos que tenemos no se asemejan a la realidad, ya que no se sabe con seguridad cuántos fallecidos está provocando la epidemia. Lo que sí tenemos certeza es del impacto que está ocasionando en nuestro poblado. 

 

Personas confinadas sin nada que comer en todo el día, llantos de hambre de niños que no podemos atender porque los recursos no llegan a más. 

 

Solo nos queda apelar a vuestra generosidad y pedir vuestra ayuda para nuestros niños y niñas. Tu donativo hoy puede salvar vidas

 

No podemos olvidar que solo fue cuestión del azar nacer en un lugar del mundo u otro. 

 

Con estas imágenes, os mostramos el impacto positivo que tienen las donaciones en nuestros niños y niñas. Sus caras lo dicen todo.

 

ANTES:

 

DESPUÉS:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *